Por: Mario Vargas Suárez MAREMÁGNUM El título de hoy es una reflexión sobre lo que             la sociedad mexicana vivimos en una aparente silencio. En un fingido y espectacular mutismo ante muchas situaciones, locales y nacionales, que nos lastiman y nos hacen sentir en un estado de indefensión. Afirmo aparente y fingido mutismo, porque como […]
" />

EL RETO

Por: Mario Vargas Suárez

MAREMÁGNUM

El título de hoy es una reflexión sobre lo que             la sociedad mexicana vivimos en una aparente silencio. En un fingido y espectacular mutismo ante muchas situaciones, locales y nacionales, que nos lastiman y nos hacen sentir en un estado de indefensión.

Afirmo aparente y fingido mutismo, porque como seres humanos sentimos enojo, molestia y en cierto modo, hasta frustración.

Puedo admitir que como sociedad enfocamos mal, muy mal esos fracasos que vivimos cotidianamente por las omisiones en el deber ser las autoridades. Solo en el problema del agua, pagamos recibos sin tener el servicio y peor… anuncian suspensión del suministro para fechas específicas y hay zonas sin agua desde hace meses.

La ciudadanía busca ¿vengarse?, no sé si es el término, pero ¿ha notado usted la forma tan irresponsable de manejar de un alto número de conductores de autos, camiones, motociclistas, etc.?

No solo se pasan una luz amarilla del semáforo, sino que pasan con luz roja, sin importar que la luz verde del otro sentido les anuncia la libre circulación.

Mire con atención el rostro de los infractores, percátese del disimulo visual, como si no se hubieran percatado de la infracción y más, del peligro al que se exponen y exponen a los otros.

La frustración ciudadana es que muchas veces la autoridad (tránsito, policía estatal, soldados, etc.,) observan la infracción y ni la mano levantan en señal de ¡Aguas! El colmo es que lo mismo sucede con los peatones al cruzar calles, avenidas y bulevares sin ninguna precaución, sin voltear a ver los vehículos que circulan libremente.

Observe son peatones de todas las edades y sexos, que lo mismo cruzan una vía rápida que una calle con poco tráfico vehicular y hasta hablando con su Smartphone o los audífonos puestos.

Incontables accidentes han sucedido y hasta con fatales consecuencias, pero nada parece hacer mella entre la ciudadanía, incluso pareciera un reto ciudadano a los mismos ciudadanos que manejan vehículos automotores.

¿De cuántos accidentes de tránsito nos hemos enterado en motocicletas? Incluso donde viajan hasta 5 pasajeros, entre adultos, niños y bebés de escasos meses de nacido.

Hace unos días las redes sociales hicieron público el choque de una moto con un auto en el 8 Boulevard Praxedis Balboa, donde hubo versiones que el padre del infante, de dos meses de edad, se dio a la fuga.

La verdad salió a relucir cuando se supo que dos chicas, no mayores de 20 años, al término del baile en el Paseo Méndez, a falta de transporte público caminaban por el Boulevard rumbo a la colonia Azteca, el chico de la moto les ofreció raid. Cuadras más adelante se dio el choque.

Pareciera que la ciudadanía está molesta, está enferma de incapacidad para resolver los problemas de agua potable, drenaje, seguridad pública, impartición de justicia, transporte público, etc.

Hay pocas o nulas noticias amables, incluyendo el contexto nacional, pues la 4T no ha resuelto los problemas prioritarios que se plantearon en campaña y lo peor, no hay esperanza de ver una luz tranquilizadora.

Un video circuló la semana pasada que carecía de información, solo mostraba a un López Obrador molesto porque aparentemente un grupo de personas lo quisieron obligar a algo. El primer rumor fue que eran provocadores llegados hasta la habitación del hotel donde dormiría el presidente.

El periodista Melitón García de la Rosa en su columna El Confesionario, escribió “…empleados de la COMPA Ciudad Valles esperaron a AMLO en el hotel donde se hospedaba durante su gira por San Luis, querían que los escuchara porque en el municipio y en el Estado nadie los ‘pela’. Un AMLO enfurecido, fuera de sí, los corrió no de su habitación como dice la grey pejista, sino del estacionamiento donde lo interceptaron para pedir ayuda… Los acusó de provocadores, de atentar contra la democracia, de darle un trato que él no se merece, cuando los pobres tipos hasta le suplicaban que los disculpara, que los perdonara, que les diera una cita en otro punto de la gira.

Mexicano ¿a dónde vamos?

Por lo menos los ciudadanos de Puerto Rico, caminaron por las principales calles de San Juan y a ritmo boricua y a cacerolazos, pidieron la renuncia de su gobernador, Ricardo Rosselló, porque se descubrió en un chat, una conversación ofensiva.

Esta nota se encuentra en la(s) seccion(es): Mario Vargas SuárezOpinión


control: esta es la categoria86nino=nino2=86



Comentarios (0)

Los Comentarios están cerrados.