Por: Raúl Terrazas Barraza GACETA Que los partidos políticos cuenten con financiamiento público, es garantía de elecciones creíbles y de resultados confiables. Por eso, el hecho de que el Consejo General del Instituto Electoral de Tamaulipas, haya determinado la cantidad de recursos que entregarán a esos organismos de interés público, es garantía de que el […]
" />

REGENERACIÓN YA TIENE PARA LA RENTA

Por: Raúl Terrazas Barraza

GACETA

Que los partidos políticos cuenten con financiamiento público, es garantía de elecciones creíbles y de resultados confiables.

Por eso, el hecho de que el Consejo General del Instituto Electoral de Tamaulipas, haya determinado la cantidad de recursos que entregarán a esos organismos de interés público, es garantía de que el piso estará parejo para las elecciones locales del 2021.

Los detractores del financiamiento público a los partidos políticos gritarán de nuevo que es malo y que, mejor debe destinarse a atender necesidades urgentes de la población, sin embargo, frente a cualquier critica, esa inversión, es la mejor que el estado mexicano hace a favor de la sociedad

Con recursos entregados en función de una fórmula basada en reparto parejo de un porcentaje y resto en los votos obtenidos en la elección inmediata anterior, el piso está más que parejo y, si a eso se agrega que, en los años de elección el Gobierno Mexicano cede sus espacios de medios electrónicos que tienen concepción de espacio para sus transmisiones se evita que los recursos vayan a enriquecer a empresas que operan con la autorización del mismo Gobierno.

El Instituto Electoral de Tamaulipas que tiene a su cargo la Mtra María de los Ángeles Quintero Rentería, hizo la distribución del presupuesto a cada partido político que tiene registro en la entidad y que podrá participar en las elecciones venideras, en el entendido de que, el 2020 será sólo para actividades ordinarias, es decir, para el mantenimiento y la organización de los partidos políticos.

El Articulo 41 Párrafo tercero, Base II de la Constitución General de la República señala en sus Incisos a y c, que, el financiamiento público para el sostenimiento de las actividades ordinarias permanentes se fijará anualmente, multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por el sesenta y cinco por ciento del valor diario de la Unidad de Medida y Actualización. El treinta por cuento de la cantidad que resulte, se distribuirá entre los partidos políticos en forma igualitaria y el setenta por ciento restante de acuerdo con el porcentaje de votos que hubieren obtenido en la elección de diputados inmediata anterior.

Con este fundamento, el IETAM, presentó sus números en la sesión extraordinaria que se llevó a cabo en esta semana y cuyo proyecto fue aprobado por unanimidad de las y los consejeros electorales.

Para los detractores del financiamiento público a los partidos políticos, es de interés señalar que el Artículo 41 Constitucional, representa el eje de la reforma en torno al cual se articula el propósito central de, dar paso a un nuevo modelo electoral y a una nueva relación entre los partidos políticos, la sociedad y los medios de comunicación, en especial, la radio y la televisión.

También señalar que en la práctica las prerrogativas son la mejor inversión pública, porque de no ser así, en la política había dinero de todo tipo de procedencias y las dudosas ensuciarían los procesos, enfrentarían a las personas por discrepancias de políticas o bien ensucian el escenario, con consecuencias funestas como anarquía en las calles y afectaciones a establecimientos y empresas que nada tienen que ver con las complicaciones de los resultados electorales.

Desde que el financiamiento para las actividades políticas y públicas de los partidos apareció en el escenario de las elecciones, se acabaron los conflictos postelectorales y se dio paso a la ejecución de las resoluciones aprobadas por los Tribunales que conocen de las inconformidades.

Además, la credibilidad en las elecciones creció, porque los ciudadanos que votaron tuvieron confianza en los órganos electorales y se dejó muy claro que, cuando el conteo de los votos lo realiza la ciudadanía misma, cualquier cosa que se diga para tratar de descalificar las elecciones, pese a que provenga de los derrotados que se pensaba ganaría, se va al cajón del olvido en menos que canta un gallo.

Los recursos que el Consejo General del IETAM, logró se autorizarán para este 2020, se usarán además de actividades ordinarias permanentes, específicas y franquicias postales.

Ya realizada la distribución, para el primer caso, corresponden 144 millones 773 mil 678 pesos con treinta y seis centavos, para el segundo, las actividades específicas, cuatro millones 343 mil 210 pesos con 35 centavos y para el tercer caso, dos millones 895 mil 473 pesos con 56 centavos, que hacen un total de 152 millones 12 mil 362 pesos con 27 centavos.

Ahora bien, el 30 por ciento de esos 144 millones 773 mil 678 pesos y 36 centavos, son 43 millones 432 mil 103 pesos con 51 centavos, que, divididos entre los cuatro partidos políticos que tienen derecho a las prerrogativas porque obtuvieron más del tres por ciento de la votación en la elección anterior, corresponden 10 millones 858 mil 25 pesos con 88 centavos.

El resto, es decir, el 70 por ciento son 101 millones 341 mil 574 pesos con 85 centavos, mismos que se entregan a los partidos en función de la votación obtenida, por ello, el PAN que obtuvo el 54.08 por ciento del total de la votación tendrá para sus actividades 54 millones 812 mil 617 pesos con 59 centavos, el PRI que sacó el 11.20 por ciento de los votos, tendrá 11 millones 351 mil 877 pesos con 85 centavos.

En tanto, el Partido Movimiento Ciudadano, que logró el 3.85 por ciento de los votos, contará con tres millones 909 mil 960 pesos y 64 centavos, mientras que el Partido Movimiento de Regeneración Nacional, con 30.85 por ciento de la votación, tiene para prerrogativas 31 millones 267 mil 118 pesos con 84 centavos.

Si a estas cantidades se suman los 10 millones 858 mil 25 pesos y 88 centavos, los partidos tendrán la cantidad global de prerrogativas, de tal forma que, para el PAN que dirige Luis Cantú Galván, serán 65 millones 670 mil 643 pesos con 47 centavos y para el PRI que maneja el exdiputado Federal, Edgardo Melhem Salinas, son 22 millones 209 mil 903 pesos con 73 centavos.

El Movimiento Ciudadano de Gustavo Cárdenas Gutiérrez, tendrá 14 millones 767 mil 986 pesos con 52 centavos y Regeneración Nacional que está a cargo del profesor Enrique Torres Mendoza, tendrá 42 millones 125 mil 144 pesos con 64 centavos.

Las cantidades de los cuatro partidos políticos, hace el total de las prerrogativas para el 2020 y se cumple con la Constitución y con las Leyes electorales vigentes, mediante las cuales se consolida la democracia en México. Estos poco más de 144 millones de pesos para los partidos en la entidad son la mejor inversión social y desde luego política, desde el momento que la producción de buenos resultados en las elecciones, evita confrontaciones y líos postelectorales, que, dicho sea de paso, nadie quiere.

Por cierto, ya no habrá pretexto para que el partido del Gobierno Federal pague la renta del inmueble donde tiene establecidas sus oficinas estatales, en el entendido de que ya hay demanda legal de parte de los propietarios.

—————–

 

 

 

 

 

Esta nota se encuentra en la(s) seccion(es): OpiniónRaúl Terraza Barraza


control: esta es la categoria7nino=/53/77/70/38/78/89/40/87/85/82/39/73/75/41/69/47/55/45/42/86/84/43/90/80/79/44/76/25/46/88/37/81nino2=76



Comentarios (0)

Los Comentarios están cerrados.