Por Miguel Santamaría Una caída jugando fútbol fue suficiente para que propiciará un tumor cancerígeno en el brazo, ahí comenzó la odisea por salvar al pequeño Alberto. Así narró la tragedia la señora Lucy Jeimy Torres Rojas, madre de Alberto, la noticia cayó como balde de agua fría, nunca se está preparado para recibir una […]
" />

Preste atención a sus hijos, un golpe puede convertirse en cáncer

Por Miguel Santamaría

Una caída jugando fútbol fue suficiente para que propiciará un tumor cancerígeno en el brazo, ahí comenzó la odisea por salvar al pequeño Alberto.

Así narró la tragedia la señora Lucy Jeimy Torres Rojas, madre de Alberto, la noticia cayó como balde de agua fría, nunca se está preparado para recibir una noticia de estás, escuchar que tu pequeño tiene cáncer y qué puede morir.

Muchas ideas malas llegan a tu mente y todas terminan en tragedia, con la muerte del enfermo detalló la señora Lucy.

“Alberto fue por un golpe, Alberto fue y se pegó con una piedra, muchas veces los niños se caen y uno lo pasa como que bueno, y no les pone la atención yo, a Alberto eso fue en Enero y para Mayo fue que se manifestó”, contó la mujer.

Su intuición de madre le obligó a tomar fuerzas y coraje para luchar por la vida de su hijo y así arrebatárselo a la muerte.

“Gracias a Dios llegamos a tiempo, no fue un lapso de tiempo muy largo con el cual pudiéramos decir que llegamos a buen momento”, dijo.

Cambiar de residencia, tocar puertas, buscar apoyos y sacar fortaleza para seguir de pie se aprende a hacerlo y a no bajar la guardia, cada segundo cuenta, cada minuto, cada hora, cada día, es una batalla que se libera, cuerpo a cuerpo sin pedir tregua, narró la afligida mujer.

La comunicación es parte fundamental entre padres e hijos para saber qué le pasa y si es que hay alguna enfermedad en el cuerpecito del pequeño, recomendó la mujer.

“Sí que les pongan atención a los niños, hay muchas señales para los de leucemia, los dolores de cabeza los dolores de cuerpo el sangrado por la nariz, que se informen ese tipo de diagnósticos”, recomendó.

Se le tuvo que amputar el brazo al menor para evitar que el cáncer siguiera avanzando, no importó si se trata de salvar la vida del pequeño.

Los sueños del menor están intactos, el sueña con un día ser doctor pero además involucrarse en las nuevas tecnologías.

“Quiero ser doctor, pero por ahora tengo una página en internet porque me gusta”, dijo el menor

Lucy Jeimy asegura que regalarse la oportunidad de la autoexploración es fundamental para evitar cualquier cáncer, que podría terminar con la vida de las personas por descubrirse demasiado tarde.

“A las personas adultas no hay nada como la exploración que se exploren tanto hombres como mujeres, supongamos nosotros yo tengo el hábito de cada año, regalarme un chequeo”, aseguró.

El padecimiento de su hijo le ha enseñado que nadie está exento de este tipo de enfermedades y que por ello se debe estar alerta para evitar la muerte, a consecuencia de un cáncer.

Son días complicados, el dinero es escaso para enfrentar la enfermedad por lo que aprendes hacer equipo con personas que padecen por el mismo sufrimiento, y ahí en el hospital se convierten en tus hermanos que libran la misma batalla.

Esta nota se encuentra en la(s) seccion(es): ComunidadPrincipal


control: esta es la categoria14nino=nino2=



Comentarios (0)

Los Comentarios están cerrados.